Responsabilidad social corporativa

Impresoras 3D para jóvenes en riesgo de exclusión

Impresoras 3D para jóvenes en riesgo de exclusión
Una foto de promoción de las impresoras 3D de Ricoh.
Por TLife.guruAutor

Capacitar a los jóvenes más desfavorecidos y reducir la brecha digital a través de la formación tecnológica. Es el objetivo de Ricoh, que dona once impresoras 3D a otros tantos centros educativos de España en el marco del programa de apoyo a la infancia Aquí también de Ayuda en Acción. El proyecto se llama Mak3rs by Ricoh y aprovecha las oportunidades de la fabricación digital para que los jóvenes puedan labrarse un futuro con uno de los nuevos oficios que trae la tecnología.

Mak3rs está dirigido a alumnos de secundaria e incide directamente en la etapa previa al bachillerato o a la formación profesional. El propósito es despertar interés por el conocimiento en ámbitos como la ciencia y la tecnología entre los jóvenes con riesgo de exclusión, lo que esperan que contribuya a reducir la brecha digital.

Las aplicaciones educativas de las impresoras 3D son múltiples. Por ejemplo, se pueden usar para crear esculturas geométricas tridimensionales en metal, para visualizar modelos de física teórica o para hacer más atractivas las clases de biología a través de la impresión de réplicas de órganos humanos que permitan profundizar en su conocimiento y estudio. Se trata de fomentar el interés de los jóvenes por profesiones técnicas y científicas, capacitándoles como expertos en diseño 3D.

La donación de la impresora 3D y del material necesario para trabajar en clase se complementará con una formación a los docentes de los centros. Aprenderán a usar la impresora y sus aplicaciones en distintas asignaturas, desde matemáticas a historia.

Las escuelas beneficiadas se encuentran en las ciudades de Valencia, Zaragoza, Oviedo, Bilbao, Barcelona, Vitoria, La Coruña, Madrid, Palma de Mallorca y Málaga).

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Es cierto que se puede ‘emitir’ wifi desde las bombillas?