Robótica

Los siete robots sanitarios más interesantes

Los siete robots sanitarios más interesantes
Por TLife.guruAutor

¿Hay un médico en la sala? Solíamos gritar hasta ahora cuando atendíamos a alguien que le había dado un colapso repentino. Pero la tecnología avanza tan deprisa que es posible que a partir de ahora tengamos que decir: “¿Hay algún robot en la sala?”

De momento solamente son instrumentos auxiliares de ciertos procedimientos del entrono sanitario, que ayudan a gestionar el tiempo y sirven de apoyo en tareas donde la fuerza o la precisión infinitesimal requiere de la intervención de máquinas.

  • ROBEAR. Este robot con su simpática cara de osito ayuda a los enfermeros a levantar, sentar y trasladar a enfermos de un sitio a otro. Una tarea que disminuye el esfuerzo de los auxiliares de enfermería y que además se vuelve confortable para el paciente, porque la compañía RIKEN y Sumitomo Riko ha tenido en cuenta todo tipo de detalles para que nos sintamos a gusto en los mullidos brazos de este robot.
El robot Robear disminuye el esfuerzo de los auxiliares de enfermería © RIKEN y Sumitomo Riko.

El robot Robear disminuye el esfuerzo de los auxiliares de enfermería © RIKEN y Sumitomo Riko.

  • ZORA. Ideado por la empresa belga QBMT con la idea de ayudar en tareas de estimulación, rehabilitación y animación de personas mayores y niños, ya que este robot rompe con el llamado efecto de “bata blanca” por el que los pacientes sienten cierto temor en entornos hospitalarios, conviertiéndose en el auxiliar más cool que existe. También se han hecho progresos con este robot al utilizarlos con niños autistas. El modelo base es el ya conocido robot humanoide NAO de la empresa francesa Aldebaran, que tantas aplicaciones tiene.

  • MEDI: En la misma línea que el anterior se sitúa esta otra adaptación de NAO. Se trata de un proyecto elaborado por RXrobots y que lleva 3 años desarrollándose en el Hospital Infantil de Alberta, EEUU, donde ha demostrado que es capaz de reducir el dolor y el temor de los niños en un 50% cuando se enfrentan a análisis o vacunaciones donde hay un aguja de por medio. También es utilizado en las salas de espera para disminuir la ansiedad que producen las citas médicas en los niños contando historias, jugando con ellos o dándoles consejos para la salud.

  • Little Moe: Creado por la empresa Xenex es lo último en desinfección hospitalaria. Utiliza rayos UVA tipo C, que son los más agresivos para los seres vivos, para eliminar todo rastro de virus en habitaciones donde ha habido enfermos en cuarentena. En la lucha contra enfermedades infecciosas altamente peligrosas como el ébola juega un papel primordial, ya que evita que el personal habitual de enfermería entre en contacto con objetos que han sido usados por el enfermo y evita así los contagios por accidente.

  • Veebot: El mayor miedo todo paciente cuando acude a que el saquen sangre para una analítica es que duela el pinchazo. La empresa Veebot  quiere conseguir que esto deje de ser así, ya que ha ideado una extracción robotizada que solo tiene un porcentaje del 98% de no pinchar en el lugar correcto y evitar así el dolor. Para ello utiliza una luz infrarroja y ultrasonidos que identifican la vena por la que corre mayor torrente sanguíneo y por lo tanto es la más adecuada para el pinchazo.

  • Robina: Toyota es una empresa pionera en robótica para asistencia del ser humano. Ha creado desarrollos tan efectivos como el Walk Assist Robot, una estructura robotizada para la pierna que ayuda a caminar; el Care Assist Robot, que ayuda a desplazar enfermos con escasa movilidad; o el Human Support Robot, un robot asistente que puede ayudar a atender enfermos. A ellos se les une Robina, prototipo de asistente creado especialmente para proporcionar apoyo en la atención médica y de enfermería. Con un aspecto más humanizado y femenino, raro en robótica donde las creaciones suelen ser asexuales, está basada la máxima de crear armonía con la gente, lo que la confiere dotes de gran conversadora.
Robina, prototipo de asistente creado especialmente para proporcionar apoyo en la atención médica y de enfermería © Toyota

Robina, prototipo de asistente creado especialmente para proporcionar apoyo en la atención médica y de enfermería © Toyota

  • HOSPI: La primera compañía que pensó en introducir robots en los hospitales fue Panasonic, ya que hace 10 años creo un robot que colaborara con la tarea de dispensar medicamentos y agilizar así estas rutinas de enfermería. El coste elevado del invento (100.000 dólares por unidad) y la adaptación que había que hacer en las instalaciones para que se pudiera mover con facilidad por ellas, contribuyeron a que solo se vendieran dos unidades en todo el mundo. Actualmente la empresa japonesa quiere relanzar el proyecto con diversas mejoras que conoceremos pronto. En este vídeo aparece la primera versión de 2010.

AÚN NO HAY COMENTARIOS