Salud

Como en ‘El chip prodigioso’ (pero sin estos dramas)

¿Qué es la medicina bioelectrónica? ¿Cómo actúa y qué enfermedades cura?
Una escena de 'El chip prodigioso', de 1987.
Por TLife.guruAutor

Lo de luchar contra enfermedades desde minúsculas máquinas introducidas en el cuerpo humano ya lo habíamos visto en Viaje alucinante (Richard Fleischer, 1966) o El chip prodigioso (Joe Dante, 1987). Pero ahora, estos métodos de la ciencia ficción podrían convertirse en realidad y, claro está, sin la necesidad de encoger a nadie para tripular esos dispositivos miniaturizados.

La disciplina que hará posible esto se llama medicina bioelectrónica y, entre otras promesas, llegará para enterrar algunos tratamientos basados en la ingesta de fármacos. De ser cierto, aquellos condenados a la toma diaria de una o varias pastillas quizás ya no tengan que volver a leer un prospecto como este.

Composición

Según el Instituto Feinstein, una de las organizaciones más involucradas actualmente en el desarrollo de esta disciplina, la medicina bioelectrónica combina la biología molecular, la neurofisiología, la nanotecnología y la analítica. Por eso, a diferencia de áreas científicas más tradicionales, los productos bioelectrónicos requieren la mezcla de habilidades de expertos en las más diversas ramas: fisiología, ingeniería, neurociencia, informática…

En este sentido, el pasado agosto salió a la luz que Google y la multinacional farmacéutica GSK han firmado un acuerdo para crear una nueva empresa, Galvani Bioelectronics, dedicada a luchar contra enfermedades con medicamentos bioelectrónicos.

Indicaciones

Como alternativa al uso de comprimidos y medicamentos inyectables, la medicina bioelectrónica estaría indicada para tratar determinadas enfermedades inflamatorias y autoinmunitarias, entre otras que alteran el sistema defensivo del organismo como la artritis reumatoide, el asma, la diabetes, la fatiga crónica, la hipertensión arterial y la obesidad.

De momento, datos de ensayos clínicos publicados el pasado mes de julio han demostrado que esta disciplina es capaz de reducir la inflamación y otros síntomas propios de la artritis reumatoide. Además, estos mismos resultados hacen pensar que la medicina bioelectrónica ya podría aplicarse con éxito para paliar determinadas dolencias de otras enfermedades inflamatorias, incluyendo las patologías de Crohn, Parkinson y Alzheimer. Esta investigación ha sido llevada a cabo por el Instituto Feinstein, el Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam y la compañía SetPoint Medical.

Posología

Cada tratamiento incluye un dispositivo miniaturizado que se implanta en el organismo para estimular el sistema nervioso.

En el caso que veíamos anteriormente, 17 pacientes con artritis reumatoide se prestaron para que les implantaran en el cuello un estimulador de 2,5 milímetros programado para enviar periódicamente señales eléctricas al nervio vago (que nace del bulbo raquídeo y conecta el cerebro con distintas partes del cuerpo) con el objetivo de modular los impulsos irregulares o alterados que se producen en esa enfermedad. Ahora, la idea es utilizar este tipo de dispositivos para estimular otros nervios y atacar otras dolencias.

Los responsables de ese mismo estudio pronostican que en el futuro ni siquiera será necesario implantar ningún dispositivo en los pacientes, sino que las señales eléctricas serán emitidas por algún tipo de wearable controlado desde un teléfono móvil.

Información adicional

Se estima que las terapias basadas en la medicina bioelectrónica podrían extenderse en un periodo de entre cinco y diez años, pero aún es necesario solventar algunos obstáculos.  En concreto, Kris Famm, jefe de investigación de bioelectrónica de GSK y presidente de Galvani Biolectronics, señala que los primeros implantes para estimular los nervios podrían ser sometidos a la aprobación regulatoria cerca del año 2023.

La idea de tratar enfermedades serias con impulsos eléctricos no es completamente nueva, ya que durante años se han utilizado dispositivos como los marcapasos cardíacos. De igual modo, más recientemente se ha aplicado la estimulación profunda del cerebro para tratar la enfermedad de Parkinson y la depresión severa, mientras que la compañía EnteroMedics obtuvo en 2015 la aprobación de EE UU para un dispositivo que ayuda a las personas obesas a controlar su apetito.

Sin embargo, de lo que se habla ahora es de llevar a cabo intervenciones eléctricas a nivel micro, utilizando implantes minúsculos, de tal modo que los pacientes serán tratados con cirugía mínimamente invasiva y la esperanza es que la medicina bioelectrónica proporcione un tratamiento de una sola vez con el potencial de durar décadas.

Efectos secundarios

Al dirigirse contra procesos biológicos causantes de enfermedades, la técnica de la estimulación nerviosa en la que se basa la medicina bioelectrónica ayuda a evitar los efectos adversos de numerosos fármacos.

Precauciones

Algunos investigadores avanzan que en el futuro la estimulación del sistema nervioso a través de la medicina bioelectrónica podría tratar casos de parálisis y cáncer, pero se trata de afirmaciones que deben tratarse con cautela debido a que los avances en este sentido aún son muy incipientes.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Es verdad que hay chips que te dicen si un alimento tiene demasiadas toxinas?