sueño

¿Duermes con alguien que ronca? ¿Quieres soluciones?

Los mejores remedios para dejar de roncar
Un gráfico de cómo funciona el Sissel Silencium.
Por TLife.guruAutor

Muchos emprendedores están empeñados en acabar con los ronquidos. Buena prueba de ello es que las plataformas de financiación colectiva están repletas de inventos que persiguen ese propósito y que para salir a la luz –y comprobar si son realmente efectivos– necesitan una fuerte inversión en forma de microcréditos (el consabido crowdfunding).

Algunas de las propuestas más interesantes son las siguientes:

  • Sleep.ai, una banda elástica que se ajusta al brazo y que emite vibraciones cuando el usuario empieza a roncar.
  • Airing, una pequeña máscara desechable que se ajusta a los orificios nasales y que incorpora pequeños ventiladores.
  • Silent Partner, un sistema de dos altavoces que se adhiere a la zona de la nariz y que es capaz de crear una zona de silencio alrededor de la persona que ronca.

Hasta que estas soluciones lleguen al mercado, puedes convertirte en uno de sus micromecenas para ser de los primeros en tenerlas y probar si funcionan o no, o bien decantarte por alguna de estas otras que ya están disponibles.

Nora, el ratón chivato

Este remedio está compuesto por un receptor de sonidos en forma de ratón inalámbrico y un pequeño cojín inflable que se coloca en la funda de cualquier almohada. Para convencernos de sus bondades, los creadores de Nora recurren a una de las principales razones por las que roncamos: al dormir, los músculos y tejidos de la faringe se relajan, lo cual provoca un estrechamiento de las vías respiratorias que en ocasiones hace que el aire inspirado roce partes blandas del paladar y la campanilla, haciéndolas vibrar.

Pues bien, cuando el receptor de sonidos detecta el ronquido, trasmite una señal que hace que el cojín se infle y desinfle, lo cual inevitablemente mueve la cabeza del usuario y, en consecuencia, los músculos de la garganta vuelven a estimularse y la vía aérea asume su posición natural para volver a respirar normalmente.

Nora puede utilizarse durante tres noches seguidas sin necesidad de recargarse, tiene un precio de unos 244 euros y puede comprarse a través de la web del fabricante.

Sissel Silencium, todo en una almohada

Esta almohada viene a ser una réplica de Nora, el remedio que acabamos de contar, pero en versión “todo en uno”, ya que integra en el mismo producto todo lo necesario para dejar de roncar: micrófonos que captan el sonido, tres placas sensoriales y cámaras de aire que se inflan y desinflan automáticamente para posicionar la cabeza. Todo ello complementado por dos capas viscoelásticas para un mayor confort.

Además, desde la web del fabricante es posible descargar un software para registrar los ronquidos, analizar su intensidad y estudiar los movimientos llevados a cabo por Sissel Silencium durante la noche.

En España, esta almohada se distribuye a través de Rehab Medic, que la comercializa online por 247 euros.

FlexFit, la cama inteligente

Sleep Number es un fabricante de camas que aplica a algunos de sus modelos la misma técnica que las dos soluciones anteriores, aunque en este caso lo de cambiar la postura del que ronca requiere la intervención del que duerme al lado, que debe encargarse de activar un botón para elevar la cabeza de su acompañante.

Los modelos específicamente creados para acabar con los ronquidos son FlexFit 2 y FlexFit 3, que cuestan unos 1.600 y 2.078 euros, respectivamente, aunque de momento sólo se comercializan en tiendas de Estados Unidos.

Snore Stooper, un inhibidor de ronquidos en la muñeca

El fabricante Adore cuenta con soluciones antirronquidos más tradicionales para garantizar una correcta respiración mientras se duerme, como una banda elástica o un dilatador de los orificios nasales. Pero, además, se ha sumado a la moda de los wearables con esta pulsera.

Snore Stopper incorpora unos botones para regular el nivel de sensibilidad del usuario.

Se trata de un dispositivo que detecta el inicio de los ronquidos a través de un chip y automáticamente emite una pequeña señal eléctrica de tres segundos para estimular los nervios de la muñeca, lo cual provoca que el usuario cambie de postura sin despertarse. Tiene un precio de 79,90 euros e incorpora unos botones para regular el nivel de intensidad.

Takkon, para los sufridos acompañantes

Unos emprendedores españoles están a punto de distribuir, en enero de 2017, las primeras unidades de su invento, en el que llevan trabajando desde marzo de 2013. Se trata de Takkon TK-500, un dispositivo que se diferencia de otros remedios contra los ronquidos en que no está pensando para la persona que emite esos molestos sonidos, sino para aquellos que los sufren porque duermen cerca.

Takkon TK-500 tiene la forma de un pequeño reproductor de música, pero sus auriculares incluyen unos “filtros acústicos interactivos” que atenúan el sonido de los ronquidos. Lo curioso es que el dispositivo es selectivo, por lo que el usuario sí podrá escuchar otros sonidos como el despertador o el llanto de un bebé. Tiene un precio de 215 euros.

 

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Es cierto que se puede ‘emitir’ wifi desde las bombillas?