salud

Termómetros: del mercurio al bluetooth y los infrarrojos

Termómetros inteligentes para medir la fiebre
Por TLife.guruAutor

Un termómetro de mercurio fue el fiel notario de todas las fiebres de mi infancia y juventud. Es cierto que podía ser un tostón eso de tenerlo fijo en la ingle o la axila –sólo en las pelis extranjeras se ponía en la boca–, pero su fiabilidad era absoluta. Los termómetros que surgieron tras la prohibición del mercurio eran más modernos y estilosos, pero, la verdad, fallaban más que una escopeta de feria: seguro que todos habéis hecho la prueba de mediros varias veces seguidas la temperatura y habréis visto cómo cada vez daba un registro diferente.

Estos fallos no tienen demasiada importancia para los adultos, pero sí cuando hablamos de niños. Así que aplaudimos que los fabricantes hayan decidido incorporar la tecnología para conseguir unos termómetros con los que medir la temperatura a los pequeños (también a nosotros) será fácil, cómodo y fiable.

  • En dos segundos: la empresa francesa Withings acaba de presentar su termómetro inteligente Withings Thermo, que se coloca sobre la cabeza y, gracias a 16 sensores infrarrojos, mide la temperatura corporal en tan sólo dos segundos. A continuación, envía a través de Wi-fi o bluetooth la información al dispositivo móvil con el que lo hayamos sincronizado. Disponible para IOS y Android, sale a la venta este trimestre en Estados Unidos por $ 99,95.
  • Sin contacto: Wishbone no es en sí mismo un termómetro, sino un dispositivo que se conecta con la toma de auriculares del teléfono móvil. Dotado de sensores infrarrojos, es capaz medir en unos segundos, y a varios centímetros de distancia, tanto la temperatura corporal como la del entorno o la de los alimentos (y, como no llega a haber contacto, sin riesgo de mancharnos). Perfecto para saber la temperatura del biberón o del agua de la bañera.
  • Durante toda la noche: Todo el que ha tenido un bebé con fiebre sabe lo que es levantarse varias veces durante la noche para controlar si hay algún pico de temperatura. Esto puede terminar con Fever Scout, un termómetro que se adhiere mediante un parche a la piel del bebé y va monitoreando la temperatura de forma continua; además, va enviando automáticamente los registros al teléfono o tablet de los papás.

 

 

1 COMENTARIO




TRIVIA
  • 1¿Podríamos oír a través de la lengua?