La batería de Tesla Powerwall para hogares ya está a la venta
La Powerwall de Tesla es una batería de iones de litio con una capacidad de 7kWh al día. ©Tesla Motors

Autoconsumo

La batería de Tesla para hogares ya está a la venta

Por TLife.guruAutor

Han pasado algo más de siete mese desde que Tesla Motors, con Elon Musk a la cabeza, anunciara su incursión en un nuevo negocio: el de las baterías para almacenamiento de energía solar en hogares o en pequeñas empresas. El anuncio venía acompañado del desarrollo de su primer producto para este mercado: la batería Powerwall.

Más de 100.000 solicitudes de precompra de clientes interesados se han sucedido desde entonces.

Para algunos de ellos ya ha llegado el ansiado momento de disfrutar de su batería. Concretamente, para los residentes en Estados Unidos o en Australia, donde dos compañías ya han anunciado su comercialización. El modelo más barato ronda los 2.700 euros, pero no viene solo. A esto hay que añadirle el coste de instalación, que puede rondar los 10.000 euros. Súmesele, además, el precio de los paneles solares, sin los cuales no hay manera de extraer la energía que luego se acumulará en la batería.

Características y funcionamiento

La Powerwall es una batería de iones de litio recargable y de instalación en pared con control térmico por líquido. Tiene una capacidad diaria de almacenamiento de siete kilovatios por hora (kWh), que equivalen a entre cuatro y seis horas de energía para uso en horas en las que no se genera energía (durante la noche). En caso de necesitarse más, se puede instalar varias baterías. También está disponible una versión de ciclo semanal de 10 kWh. En cuanto a su garantía, dura 10 años.

Para que el sistema funcione, requiere de paneles solares que obtengan la energía, de un inversor para convertir la electricidad entre corriente continua y corriente alterna, y de un medidor de la carga de la batería.

Los paneles convierten la luz solar en electricidad que alimenta el hogar durante el día y que se almacena en la batería para poder alimentarlo también durante la noche. ¿Cómo? Mediante el inversor, que convierte la electricidad de corriente continua almacenada en la Powerwall en la energía de corriente alterna que usan las luces, los electrodomésticos y los dispositivos que puede haber en una casa.

El medidor, por su parte, sirve para medir la producción solar y el uso de energía en el hogar.

¿Tiene sentido en España?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), esta batería “en España lo tiene crudo”, dadas las particularidades que introdujo en octubre el Real Decreto que regula el autoconsumo. Este introduce el conocido como “impuesto al sol“, que supone pagar un peaje por cada kWh de energía autoproducida.

Para más inri, el uso de baterías para almacenar dicha energía obliga a desconectarse de la red eléctrica, con los riesgos que eso conlleva (en caso de no generar los paneles suficiente energía como para abastecer las necesidades diarias).

No obstante, OCU advierte de que la batería de Tesla tampoco es la panacea: para empezar, aseguran que “no es viable en bloques de pisos“, ya que “solo resulta rentable para quien tenga paneles solares que puedan desconectarse de la red eléctrica, lo cual en España solo sucede en zonas apartadas y en algunos corrales”. Además, la organización señala que ya existe una solución similar: “la batería de hidrógeno que puede sacarse del Toyota Mirai para dar energía a una casa durante una semana”.

2 COMENTARIOS