juegos históricos

Como ‘El Ministerio del Tiempo’, pero en videojuego

Los mejores momentos históricos en 'Assassin's Creed'
Por TLife.guruAutor

Sí, hay batallas épicas, se requiere una táctica depurada basada en el sigilo y la astucia, y un código de honor a prueba de milenios. Pero si algo nos ha enseñado Assassin’s Creed en sus diez entregas es que cada una es una lección de Historia. Con motivo del lanzamiento de Assassin’s Creed: Syndicate   repasamos los 7 mejores momentos históricos vistos y jugados.

Si los 30 son los nuevos 20 y los jueves son los nuevos viernes, entonces podemos decir que Assassin’s Creed es el nuevo Prince of Persia. En 2007 cuando se publicó el primer título de algo que olía a mega éxito en forma de saga, hubo quien se puso más solemne y lo describió como el “sucesor espiritual” de la mítica serie de plataformas que puso del revés a millones de jugadores en 1989.

¿Quién no se pone un poco nostálgico al recordar a aquel personaje que saltaba, corría, se aferraba certeramente a salientes en la pared, caminaba con máximo sigilo, sabia cautela, y escapaba de las mil y una trampas que atesoraba cada escenario? ¿Quién no tira de ese “cualquier videojuego pasado fue mejor” al pensar en el reto que suponía acabárselo en menos de 60 minutos? Bueno, quizá sea así, pero todos los que creyeron que la vida con un mando en las manos no tenía sentido sin Prince of Persia encontraron un gran consuelo en Assassin’s Creed y en Desmond Miles, el último de un linaje perteneciente a la milenaria Orden de los Asesinos.

Miles fue educado como un miembro más de los Asesinos pero siente que no es lo suyo y lo deja todo por un trabajo, digamos, más mundano. Así, dedica sus días a ser encargado de la barra de un bar. Unos cambian el ritmo frenético de la vida de una metropólis por la vida contemplativa del campo y otros prefieren el ocio nocturno a pelearse con Caballeros Templarios.

Peeeero, desde el primer Assassin’s Creed –y ya van 10, con el reciente lanzamiento de Assassin’s Creed: Syndication– ya quedó claro que los deseos terrenales de cada protagonista de Assassin’s Creed –después conoceríamos a Ezio Auditore Da Firenze, a Connor, a Aveline, a Shay Patrick, a Arno Victor Dorian…– no iban a poder ser cumplidos. Desde 2007 Desmond ha ido viviendo aventuras en diferentes momentos de la Historia basadas en sus recuerdos ancestrales, a través de su ADN, y con el objetivo original de mantener la paz en el mundo, asesinando a los hombres con poder que la impedían, y siempre guiándose bajo este honorable código de conducta:

 

  • Aparta tu hoja de la carne del inocente.
  • Camúflate entre la gente y confúndete con la multitud.
  • Nunca comprometas a la Hermandad.

 

Assassin’s Creed tiene muchísimas cosas buenas –y, sí, con la mano en el corazón podemos decir que es el sucesor espiritual de Prince of Persia–, pero la mejor es la lección de Historia que da en cada entrega (aunque es evidente que en algunos casos se toman algunas licencias). De Damasco y Jerusalén en la Tercera Cruzada, a Florencia en el Renacimiento, a la Roma de los Borgia, a los Estados Unidos de la Guerra de la Independencia… y así hasta el Londres victoriano del siglo XIX del nuevo lanzamiento. Por eso, repasamos los siete mejores momentos históricos que hemos vivido siendo un Asesino.

 

  1. El Motín del Té, en Assassin’s Creed III. Connor forma parte de ese gran acto de protesta de los colonos americanos contra Gran Bretaña que fue lanzar al mar todo un cargamento de té y que fue el precedente de la guerra de Independencia de los Estados Unidos.

 

  1. España en 1492, en Assassin’s Creed Discovery. Ezio Auditore llega a España en el siglo XV con tres épicas misiones: ayudar a poner fin a la guerra entre cristianos y musulmanes; enfrentarse a la Inquisición, y por tanto a los Templarios; y conseguir que la Reina Isabel pague el viaje que haría pasar a la Historia a Cristóbal Colón.

 

  1. La ejecución de Luis XVI, en Assassin’s Creed Unity. Arno Victor Dorian está en la Plaza de la Revolución en un momento clave de la Historia: la guillotina cayendo sobre la cabeza del monarca derrocado que juró al pueblo morir inocente.

 

  1. El terremoto de Lisboa, en Assassin’s Creed Rogue. Es uno de los eventos más catastróficos de Portugal y la acción de esta entrega de la saga sitúa a Shay Patrick Cormac saliendo corriendo de una ciudad que se tambalea pero que está a punto de vivir un tsunami y un incendio.

 

  1. La Declaración de Independencia, en Assassin’s Creed III. Lo que empezó con el Boston Tea Party terminó con el documento que certificó que América era un país independiente y separado de Gran Bretaña. Y sí, Connor estuvo allí.

 

  1. El asedio de Viana, en Assasin’s Creed: La Hermandad. La relación de esta saga con España es fructífera y nuestro país está presente en varios momentos para el recuerdo. Como éste, en el que Ezio lucha al lado de César Borgia, general del Rey Juan III, contra las tropas de Louis de Beaumont.

 

  1. La toma de la Bastilla en Assassin’s Creed Unity. Con ella empezó la Revolución Francesa y con ella se acabó el Antiguo Régimen. Aquí no se es parte de ella, sino que Arno Victor Dorian tiene que huir de ella antes de ser fagocitados por los revolucionarios.

Y como nada en estos tiempos que corren es lo mismo sin la imagen, ahí os dejamos un vídeo con todas las presentaciones de la saga Assassin´s Creed.

 

 

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Qué formato de imagen pesa menos?