educación

Cinco aplicaciones para que tu hijo aprenda a programar

Niños | Las mejores apps para que aprendan a programar
Niños programando.
Por TLife.guruAutor

Ser padre y querer lo mejor para tu hijo es todo en uno. Y preocupación número 1 de la paternidad, una vez los niños crecen sanos y espabilados, es su futuro. ¿Qué van a ser de mayores? Con el convulso estado de la economía, que pasa por una nueva revolución industrial, y la digitalización de todos los negocios, lo que está claro es una cosa: si sabe programar, trabajo no le va a faltar. Solo en Europa, de aquí a 2020 se prevén 900.000 nuevos puestos de trabajo en el sector TIC.

Estas son cinco aplicaciones para que tu hijo le coja el gusto al código, el lenguaje más importante para su futuro.

SCRATCH (a partir de 8 años)

Creado por el MIT Media Lab gracias a la mente de Mitchel Resnick, uno de sus profesores más laureados. La idea central de Scratch es aprender a animar sprites, dibujos compuestos de píxeles que pueden representar cualquier cosa, desde un tigre a una tortilla. Con 10 clases de bloques, el chaval que use Scratch aprende inmediatamente cómo crear sus propios juegos para el propósito que se desee: enseñar un concepto matemático, ilustrar una lección de historia o simplemente divertirse. Famosa se ha hecho la versión Frozen del programa, en la que se puede animar a las princesas de la película: Elsa y Anna. Es completamente gratuito.

THE FOOS (a partir de 5 años)

Una hora de código gratuita con la que debutar en programación. Es la idea de The Foos para solucionar el problema de cómo enfrentar a un niño con el código sin que resulte árido. Al contrario que Scratch, que trabaja con instrucciones textuales amén de gráficos, el interfaz de The Foos es puramente visual. Se pintan bloques con el ratón y se añaden funcionalidades.

ROBO WUNDERKIND (a partir de 8 años)

A veces cuesta ver la conexión entre lo que sucede en el código y las aplicaciones que este puede tener en el mundo real. Para solucionarlo, Robo Wunderkind, del que te hablamos en su día, propone un lenguaje de programación basado en Scratch que sirve para accionar un robot modular que podemos expandir combinándolo con piezas de LEGO. Un robot de nueve cubos cuesta 132 euros.

MINECRAFT (a partir de 6 años) 

El juego más vendido de todos los tiempos, que Microsoft compró por más de 2.000 millones de euros, es también una de las herramientas educativas más potentes. Minecraft le deja una enorme amplitud de posibilidades al jugador manejando el interfaz de construcción del juego. Es posible recrear en 3D una pseudo-Edad Media para que los chavales expliquen la vida en la época o inventarse un ordenador capaz de programar por sí solo. Colegios como el de Alameda de Osuna de Madrid ya lo usan habitualmente para que chicos y chicas de 6º de primaria creen sus proyectos. El juego para PC vale unos 20 euros.

Super Mario Maker (A partir de 3 años)

La apuesta de Nintendo en el prográmatelo-tú-mismo es Super Mario Maker. Con una interfaz muy intuitiva, cualquier tipo de nivel loco en dos dimensiones que se nos ocurra de Super Mario es posible. Además, el juego incluye la opción de añadir textos, con lo que se pueden diseñar sorprendentes niveles con contenido narrativo. De hecho, Nintendo ya se ha aliado con la San Francisco Public Library para potenciar los usos educativos de su motor de niveles. En Tlife, gracias a la colaboración del diseñador Luis Díaz Peralta, te enseñamos cómo crear fácilmente un nivel interesante. El juego cuesta 36,50 euros.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Qué formato de imagen pesa menos?