misterio

‘Firewatch’, el videojuego de misterio más extraño de 2016

'Firewatch', el juego de terror y miesterio del año
Por TLife.guruAutor

Firewatch es un juego que entusiasmaría a Íker Jiménez y a David Lynch. Solo con leer esta afirmación uno ya puede hacerse un poco a la idea de por dónde van los tiros. Íker podría utilizar la palabra “preternatural” para describirlo. David, “misterioso”. Los amigos de lo extraño bien saben que el primero es bastante efusivo en el uso del lenguaje y que el segundo disfruta con la sencillez en su discurso.

Pero sí, los dos acertarían al usar estos dos adjetivos, aunque el favorito de la crítica y de los que más saben de videojuegos es, hasta ahora, inclasificable. Es cierto que esta tercera opción está bastante manoseada y que a base de usarla con demasiada frecuencia –¿realmente hay tantas cosas que no se pueden clasificar?– ha perdido mucha fuerza. Pero en esta ocasión, su uso está completamente justificado: Firewatch es inclasificable.

No hace falta ser estadounidense ni haber vivido en Estados Unidos para entender lo que puede provocar vivir completamente solo, en mitad de ninguna parte. Esas casas estadounidenses que están edificadas en porciones vastísimas de tierra en las que no hay vecinos, no hay comunidad, no hay lugar de encuentro; solo el hombre, solo el terreno, solo la Naturaleza. Esa soledad, ese aislamiento es lo que en se conoce como americana en varios géneros culturales made in EE UU. Y esa sería la única manera de clasificar, haciendo un intento un poco desesperado, Firewatch (a la venta el 9 de febrero y jugable en Windows, Mac, Linux, and PlayStation 4).

De qué va el juego

Vale, ¿y a qué se juega? ¿Qué pasa? ¿De qué va? Es un juego narrado y jugado en primera persona que ha desarrollado Campo Santo, un equipo independiente formado por veteranos de la industria de los videojuegos y con base en San Francisco. El protagonista se llama Henry, un nativo de Colorado, que acepta un trabajo como guardia forestal y vigilante para prevenir incendios en un lugar que está en medio de ninguna parte. Algo así como cuando Jack, el protagonista de El resplandor dijo sí a la oferta del Overlook, pero en el caso de Henry sin mujer e hijos. ¿Por qué alguien querría vivir absolutamente solo en medio de la nada? En el caso de Henry porque su matrimonio se acaba de ir al garate y su vida se desmorona.

firewatch2

La única ¿compañía? de Henry es Delillah, supervisora de su trabajo de poético nombre. Con Delillah puede hablar a través de su walkie talkie (¿alguien más ha recordado al Agente Cooper y a Diane en los bosques de Twin Peaks?). El resto es todo Naturaleza: los árboles y el sonido que hacen al ser mecidos o estremecidos por el viento; el sol y sus rayos, iluminando u oscureciendo todo a su antojo; la niebla y los jirones de humo que deja cuando empieza a anunciar su llegada…

Espera, ¿eso de ahí lejos es un hombre?

Pues sí, parece que hay alguien más con Henry. Pero muy poco se sabe de él, sólo que aparece y desaparece en la distancia y que por lo que sugiere su presencia y cómo contamina la energía que se respira en el bosque puede ser bastante peligroso. Solo con hacer un pequeño ejercicio de imaginación y visualizarse en la situación de Henry –o recordar alguno de los míticos programas de Íker Jiménez sobre misteriosas figuras humanas que se ven en la lejanía en medio de parajes naturales donde es impensable que haya nadie más– hace que un escalofrío de americana recorra hasta las nucas menos propensas a ser alteradas.

Delillah, ¿estás ahí? Puede que tengamos un (inclasificable) problema.

 

AÚN NO HAY COMENTARIOS



TRIVIA
  • 1¿Qué fabricante de consolas perdió a su presidente en julio de 2015?