El regreso más esperado: Final Fantasy VII Remake
Una secuencia del tráiler de Final Fantasy Remake que Sony adelantó.

Videojuegos

Por qué ‘Final Fantasy’ es y será el mejor videojuego

Por TLife.guruAutor

El 31 de enero de 1997 se publicó el mejor videojuego de la historia. ¿Qué? ¿El mejor videojuego de la historia? ¿No es una descripción algo exagerada? ¿Dramática, tal vez? No, si se hace caso y se analizan las valoraciones de los usuarios, la leyenda que ha generado y todas las súplicas que ha debido recibir el dios de los videojuegos durante estos casi veinte años para que autorizara un ‘remake’ del capítulo más trascendental de una saga que cambió vidas.

Sí, hablamos de Final Fantasy VII (hay quien seguro que diría que hay que persignarse cuando se escucha este nombre y quien dirá que es un título sobrevalorado y que solo gusta a los frikis que aman el rol), el juego que hizo globalmente populares los videojuegos de rol japoneses y el que consiguió que se vendieran cantidades épicas de PlayStations (junto a Gran Turismo, Tekken 3 y Metal Gear Solid). Y sí, esas plegarias han sido atendidas y en E3 2015 confirmó que está en marcha el remake de semejante tótem, para PS4 y PC (y quizá para Xbox One). Ya se lanzó una versión reducida para iOS pero sigue sin fecha de lanzamiento en las consolas. Hay a quien puede extrañar que este título se haya convertido en tal icono, así que desgranamos las diez razones por las que esto ha sucedido.

1. Hasta entonces no se había visto una historia igual

Ni siquiera en su propia saga. De hecho, sus desarrolladores siempre mantuvieron la máxima de que cada Final Fantasy tuviera una historia, personajes, enemigos y localizaciones diferentes. ‘Final Fantasy VII’ era una ‘tabula rasa’, empezaba desde cero, con un personaje del que no se conocía el nombre y que estaba llamado a convertirse mítico. Este desconocido era un mercenario –terrorista, según algunos– que trabajaba para Avalancha, una organización que luchaba contra la organización Shinra, con una misión un tanto épica: salvar al planeta.

2. Fue el primer Final Fantasy en 3D

¿Cuántas veces has leído en la promoción de un nuevo videojuego que tiene ‘mejores gráficos’ que el título al que sigue en una saga? A los jugadores les pirran los gráficos y desde la era de los 16 bits se fue convirtiendo en una obsesión. ¿Qué pasó cuando llego el primer Final Fantasy en 3D? Que el flechazo fue superior.

3. Nadie te decía qué debías y podías hacer

No, esto no es parte de un tratado de filosofía ‘new age’. Pero cualquiera que en la época de su lanzamiento jugara a Final Fantasy VII y le guste el género, claro, entenderá este punto. La primera gran sensación la provocaba ser parte de un mundo en el que nadie te decía que tenías o qué podías hacer; no había guías, no había pautas. Tú eras el dueño y eso era una sensación brutal.

4. La muerte se convirtió en un protagonista más

En 2015, todo fan de ‘Juego de Tronos’ (mejor en papel que en televisión, gracias) está absolutamente acostumbrado a ver morir personajes fundamentales. Pero en la época de Final Fantasy VII la muerte de héroes, villanos y personajes carismáticos resultó tan cruda como espectacular. Aquí no había miedo a ‘cargarse’ a protagonistas, solo había un objetivo: escribir y jugar a la mejor historia del género. Y la muerte debía ser parte de ello.

5. El sistema de juego exigía sabia paciencia

El verdadero rol se juega por turnos y eso era Final Fantasy VII: rol japonés por turnos. A algunos les pareció un sistema de juego tedioso y se aburrieron pronto, pero los que tuvieron paciencia y los que entendieron que la estrategia de verdad necesita de turnos, saben entender una de las claves por las que este juego y sus combates por turnos son tan míticos.

6. Esgrimió el futurismo como vanguardia

Aunque las tramas y personajes cambiaban con cada entrega, los seguidores de Final Fantasy tenían esta saga asociada a una parte muy clásica del rol, muy ligada a un ambiente mágico y a castillos medievales. Pero el séptimo fue el primer Final Fantasy futurista e introdujo personajes mucho más ligados al ‘anime’ y dejó atrás a clásicos fantásticos que estaban un poco más vistos.

7. Supuso la primera vez para muchos

Aunque era un género que existía bastante antes de 1997, Final Fantasy VII fue uno de los primeros títulos de rol a los que la mayoría de amantes de los videojuegos jugaron, y más fuera de Japón. Esta fue la primera vez de muchos con un sistema de juego desconocido y ya se sabe la emoción que provoca y desata la nuevo… Desde entonces, los fans del RPG –las siglas que definen un juego de rol en inglés: ‘Rol playing game’ o ‘juego por turnos’– se cuentan por millones.

8. La libertad era total

Esta clave se deriva del punto número 3, de esa sensación inigualable que producía sentir que tú eras dueño del juego. Según se iba avanzando en la trama y descubriendo localizaciones y escenarios, se tenía la (alucinante) certeza de que te podías mover por el mapa con total libertad. Todo dependía de cómo te movieras (en ‘boogie’, en la nave Viento Fuerte, en esa especie de avestruz psicodélica que era el chocobo), pero el objetivo era el mismo: poder llegar al último confín del planeta y conseguir una recompensa.

9. Sus protagonistas eran realmente buenos

En Final Fantasy VII hay muchos personajes, pero hay varios que son súper carismáticos: Cloud Strife (el mercenario protagonista), Aeris (la florista que cambiará la forma de ser Cloud), Barret Wallace (el líder del grupo Avalancha), Tifa Lockhart (amiga de la infancia de Cloud), Red XIII (el guerrero-felino de inteligencia superior… Todos ellos hicieron que Final Fantasy VII se convirtiera en ese material de entretenimiento que te rompe el corazón cuando termina y al que echas de menos cada día…

10. Era un título épico

Si el jugador se proponía completar todos los retos, conseguir todas las materias y participar en todas las historias secundarias, Final Fantasy VII podía ofrecer 150 horas de juego. Ciento cincuenta. A finales de la década de los 90′ esto era, sencillamente, una pasada. Sumado a esa libertad total que producía recorrerse un universo a tu antojo, el resultado era el de un juego épico y sin igual. ¿El mejor juego de la historia? Ahora, amigo escéptico, lo entiendes un poco más, ¿verdad? Tranquilo, el ‘remake’ está cerca.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Qué formato de imagen pesa menos?