INTELIGENCIA ARTIFICIAL

¿Por qué las máquinas ya nos ganan en los juegos?

Las redes neuronales ganan el cetro mundial del GO
Por TLife.guruAutor

No solo de ajedrez viven los Deep Blue. El Go, uno de los juegos más complejos inventados por la humanidad, también ha sido consquistado por la inteligencia artificial, que logró vencer al campeón del mundo, Lee Sedol, por cuatro juegos a uno. La máquina responsable de la derrota de Sedol es AlphaGo, un supercomputador creado por la empresa londinense DeepMind, compañía que Google se dio el capricho de comprar por casi 450 millones de euros.

Lee Sedol, 18 veces campeón del mundo y convencido, a los cinco minutos de aceptar el desafío, de que le iba a ganar 5-0 a Alpha Go, se tuvo que comer estas hermosas palabras: “Hay una belleza en el juego del Go, y no creo que las máquinas entiendan esa belleza”. Tal vez no, pero no fue necesaria para vencerle.

Así lo celebró en Twitter el CEO de DeepMind, Demis Hassabis.

La clara derrota de Lee Sedol es algo más que otra batalla perdida por los humanos a un juego de inteligencia frente a las computadoras. Va más allá de la mera anécdota de que AlphaGo se convierta en la primera máquina en vencer a un campeón mundial del Go o de que este juego sea mucho más complejo y profundo que el ajedrez. La diferencia entre AlphaGo y Deep Blue o Watson Jeopardy —campeonas de, respectivamente, ajedrez frente a Garry Kasparov en 1997 y del trivial televisivo Jeopardy! en 2011— es el tipo de inteligencia artificial tras el éxito.

Deep Blue o Watson ganaban por brute force, es decir, por una inmensa capacidad de cálculo y una enorme biblioteca de jugadas preprogramadas de grandes maestros del ajedrez. Como explicaba el blog de IBM al analizar el impacto de esta histórica victoria: “Kasparov no estaba jugando contra un ordenador, estaba jugando contra los fantasmas de maestros del pasado”.

AlphaGo también cuenta con una ingente base de datos de jugadas y habilidades preprogramadas. Pero no es un mero loro informático que repite lo aprendido. Es capaz de improvisar. Usando redes neuronales, una de las tendencias techies principales de este año según Gartner, AlphaGo es capaz de observar su ingente base de datos sobre el go y de mejorar su juego sobre la marcha. El mayor testigo de esta improvisación, el error que le llevó a perder una de las partidas con Sedol, que fue paradójicamente celebrado por el CEO de DeepMind, como demostración de que su máquina no hacía trampas.

Para imaginarse cómo piensa Deep Mind, lo mejor es visualizar un diagrama de árbol, una serie de caminos que se bifurcan una y otra vez y que son las soluciones posibles al siguiente movimiento en el juego. Lo que hace Deep Mind es comparar entre sí esas soluciones y elegir cuál le parece la mejor de ellas. Pero cuando vuelve a jugar, su razonamiento no permanece igual. Se apoya sobre las decisiones anteriores y busca otro curso de acción en tiempo real que sea todavía más eficaz. Otra de las claves tecnológicas, según explica el blog de Google, es haber usado la nube del gigante tecnológico para entrenarse, un limbo con una capacidad de computación exorbitada en la que AlphaGo se probó jugando partidas contra sí misma.

Si tienes interés en el go en sí, gurú, puedes echar una partida online aquí. Hay blancas y negras, como en damas o ajedrez. Pero ahí acaban las similitudes.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TAGS: ,

TRIVIA
  • 1¿Podríamos oír a través de la lengua?