jugones

Esa última pantalla que no hay quien supere

Los cinco jefes finales de videojuegos más difíciles
Bowser es el último escollo en 'Super Mario Bros'.
Por TLife.guruAutor

Quien haya jugado a Resident Evil, Donkey Kong, Metal Gear Solid, Shadow of the Colossus, Dead Space, Street Fighter, Doom, Dark Souls, Super Mario Bros, Batman: Arkham Asylum, Mass Effect o Gears of War (por nombrar solo algunos, obvio), sabe contextualizar perfectamente las frases de esta conversación. Es más: la ha mantenido decenas de veces. Y más: ha soñado con el tema que la provoca durante más noches de las que recuerda.

¿Y cuál es el endemoniado tema en cuestión? Pues los jefes de final de fase, esa última prueba que debe vencer el jugador después de haberse cargado a 2.277.339 zombies/asesinos/mutantes/aliens/soldados por el camino. Ese amiguito que espera después de abrirse la última puerta que conduce a la última escena, a la última pantalla. Ese montruoso ser (por forma o actitud, todo vale) que, por naturaleza, es imposible vencer a la primera. Ni a la segunda. Ni a la tercera. Ni a la…

A ver, si cargarse al último enemigo del juego fuera cosa de un pim-pam-pum, la cosa no tendría gracia. Pero, a veces, parece que los creadores de las historias disfrutan maquiavélicamente de dotar de una dificultad épica a este personaje. Hemos seleccionado los 5 más míticos (por difíciles de ejecutar), y te animamos a volver a enfrentarte a ellos si una vez lo hiciste, o si tienes aún alguno por descubrir. Encomiéndate a Indiana Jones y repite con nosotros: “Solo el penitente pasará…”.

Riftworm, en ‘Gears of War 2’ (2008)

Gow2-riftworm-dieing1
Llegar hasta conocer a este bicho mitad alien, mitad serpiente de Dune, versión Alejandro Jodorowsky, ya es muy complicado. Gears of War 2 exige paciencia y unas dotes de juego nivel experto. Y ya el monstruo en sí… es un juego en sí mismo. Hay que conseguir que su corazón deje de latir; tan sencillo… y tan complicado.

Ceraph Warship, en ‘Crysis’ (2007)

CRYSIS

El jugador pensará que con su Nanotraje, ese exoesqueleto que porta y protege al protagonista de Crysis, es invencible. Así ha quedado demostrado ante las legiones de soldados enemigos, vehículos asesinos y tropas alienígenas. Peeeero, no servirá de nada ante esta mole alienígena que emerge del agua con intenciones mega mortales. Eso sí, se puede. Suerte, amigo.

Bowser, en ‘Super Mario Bros’

koopaNótese que no se marca ninguna fecha concreta porque, básicamente, la dificultad es extrema en cualquiera de las entregas de esta saga entre 1985 y 2012. Llámalo Bowser o Rey Koopa, pero recuerda que esta tortuga mutante es complicadísima de eliminar y que según avanzan los títulos en el tiempo crece en dificultad. Koopa lanza bolas de fuego, crece a voluntad, sabe pilotar helicópteros, y sabe luchar. Y tú… tú eres un diminuto fontanero. ¿Te suena de algo lo de David contra Goliat?

Scarecrow, en ‘Batman: Arkham Asylum’ (2009)

SCARECROW

Una vez, un sabio, frustrado y asustado jugador dijo: “Estás luchando contra el Espantapájaros, pero ni siquiera lo sabes”. Y así es como se rige esta batalla final, bajo cierta esquizofrenia. No sabes por dónde te viene este demonio, no sabes cómo va a atacarte y no sabes cómo defenderte. Es como si el mando no funcionara o como si tú no supieras acertar un golpe a derechas (o a izquierdas). No te vamos a engañar: esto es de una dificultad ex-tre-ma.

Diablo, en ‘Diablo’

DIABLO
Una vez más, no se puede precisar qué entrega de la serie es la más complicada. Elige cualquier título entre 1996 y 2012 y prepárate a sufrir porque cuando uno se enfrenta al Diablo se enfrenta con El Mal personificado. Y no esperarás que la cosa sea fácil, ¿no? El Diablo controla el fuego, llama a sus aliadas y despiadadas criaturas a su antojo, y tiene el don de abrir la puerta a otras terroríficas dimensiones en medio de la batalla… Cancela todas tus citas durante un mes, mínimo.

 

 

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Qué fabricante de consolas perdió a su presidente en julio de 2015?