retrofuturismo

La reconversión del Super 8 y otros casos asombrosos

El regreso de las cámaras Super 8 y Polaroid
La nueva cámara de Super 8 de Kodak.
Por TLife.guruAutor

El torbellino digital que atraviesa nuestra sociedad ha barrido del mapa comercial a buen puñado de empresas incluso de productos tecnológicos que, o bien han sido compradas por otras emergentes, como es el caso de las divisiones de telefonía móvil de Nokia o SONY Ericsson, o bien han desaparecido totalmente como las empresas de productos informáticos Compaq o Olivetti.

Otras han tenido que reinventarse y transformarse para poder nadar a favor de la corriente socio-digital que impera en la sociedad de consumo y para ello han aprovechado el tirón retrofuturista actual que hace que muchos de los adictos a la tecnología estuvieran encantados de tener en casa teléfonos de baquelita con conexión 4G y televisores Telefunken con definición Ultra 4K.

He aquí algunos casos de empresas de tecnología de consumo que emulan la gesta del ave Fénix resurgiendo de sus cenizas a base de repensar sus viejas glorias.

Polaroid y el renacer de la instantánea

Para un hipster una Polaroid es un objeto de culto, algo así como la Dama de Elche para un arqueólogo y por tanto es más que aquella cámara que revelaba y positivaba las fotografías en 60 segundos, es un icono de la cultura pop de los años 70, 80 y parte de los 90. Polaroid abandonó  la fabricación de película para sus cámaras en 2007, pero actualmente intenta reposicionarse en el mercado buscando sinergias actualizadas con sus antiguos productos de más éxito.

Entre ellos la actualización de su catálogo de gafas Polaroid Eyewear, para eso son expertos en polarización desde 1937 (de ahí su nombre), pero sobre todo por el reflote de sus cámaras de revelado instantáneo, entre las que destacan los modelos: Socialmatic Instant, de atractivo formato cuadrado; la colorista Polaroid Pic-300 Instant Print o la súper compacta Polaroid Snap Digital Camera. Todas ellas en formato dual, ya que hacen originalmente la imagen en digital y luego, si se quiere, se puede imprimir en formato analógico en 60 segundos. Con estas cámaras la antigua marca estadounidense busca adaptarse a las demandas de los nuevos consumidores pero ofreciendo las antiguas ventajas que la reconocen como una marca emblemática de la popularización de la fotografía.

Una arriesgada vuelta de tuerca más les ha llevado a hacer otros productos muy diferentes y ahora fabrican desde smartphones, tablets, pantallas LED e incluso una mini impresora fotográfica Polaroid ZIP Instant Photoprinter, que hace que puedas obtener las instantáneas impresas con cualquier cámara que tenga conexión bluetooth, como por ejemplo tu teléfono móvil.

Pero donde están obteniendo cierto éxito para otro segmento de consumidores es con las cámaras de acción Polaroid Cube+, que son un más que aceptable competidor para GoPro, ya que tienen conectividad WiFi, pueden grabar en formato 1080 durante 90 minutos, hacen fotos de 8 megapíxeles y portan un objetivo gran angular de 124 grados. Además su atractivo diseño cúbico, pequeño y colorista es capaz de atraer muchas miradas.

Kodak y la vuelta al cuarto oscuro (de revelado)

Fue el emblema de la popularización de la fotografía hasta que se declaró en quiebra en 2010, momento en el que muchos fuimos conscientes de que el mundo estaba cambiando más rápido de lo que pensábamos. Afortunadamente Kodak no ha desaparecido del todo y durante este tiempo ha estado dándole vueltas a su transformación hacia lo digital y parece que algo ha sacado en claro, como la renovación de su catálogo de cámaras digitales, donde incluye modelos para aventureros y deportistas extremos como la serie Kodak Pixpro SP, que graban en 4K e incluso hacen vídeo de 360 grados.

Pero con lo que se ha vuelto a meter a cierto público en el bolsillo es con su reinterpretación de su popular cámara de Super 8 y que presentó en el CES Las Vegas de 2016. Un dispositivo que recupera cierta semejanza física con la antigua y que incluso recupera la película de 8 mm a la vez que incorpora las ventajas del mundo digital actual, display LCD, baterías intercambiables, puerto USB, HDMI y lo más interesante, un micrófono (algo que no llevaba en los 70) que graba en una tarjeta SD.

Parece que Kodak pretende recuperar el antiguo servicio de positivar las películas ya que, a pesar de los avances tecnológicos, la cámara solo graba en la película analógica, con lo cual es preciso enviarla para su procesamiento. No cabe duda de que es una cámara destinada a profesionales del sector audiovisual, estudiantes o amantes del séptimo arte que buscan la calidad de los formatos de siempre.

Casio y la adaptación de un adelantado a su época

Sí, queridos amantes incondicionales de Casio, al fin la marca japonesa se ha decidido a fabricar un reloj inteligente y aunque a la marca nunca le ha faltado tecnología en sus modelos, aún le faltaba el modelo que hoy identificamos como smartwatch, se llama Smart Outdoor Watch, aunque el nombre oficial es Casio WSD-F10.

Funciona con Android Wear y porta una pantalla de 1.32 pulgadas de 320×300 pixeles, se puede sumergir hasta 50 metros y está fabricado según los estándares militares MIL-STD-810G para resistir caídas, golpes y vibraciones continuas. A la conectividad del wearable, Casio le añade toda su tecnología que no es poca, como los sensores de presión atmosférica, el acelerómetro o la brújula magnética. De momento la marca japonesa opta por centrarse en un nicho muy concreto para sus primeros smartwaches y que sigue la estela de otros modelos de éxito suyos creados para aficionados de deportes outdoor (como el modelo G-Shock ), pero seguro que pronto podremos contar con un sustituto conectado (porque digital ya lo era) del archifamoso  modelo A-163.

TomTom y el salto del GPS al fitness

TomTom ha visto rápidamente las orejas al lobo y ha pasado de los navegadores GPS al sector de los wearables. Si no puedes con tu enemigo, el smartphone, únete a él en forma de banda de ejercicio y reloj inteligente. En su catálogo hay diversos dispositivos como el modelo GPS Runner 2 o el modelo para fitness Spark, ambos relojes pensados para corredores y deportistas que además puede ir con pulsómetro integrado y funcionar como MP3.

Otro modelo de smartwatch es el diseñado exclusivamente para golfistas TomTom Golfer. Y para terminar cabe mencionar su cámara de acción TomTom Bandit Action Cam, un dispositivo que prescinde totalmente de los cables y que lleva multitud de sensores incorporados para, además de guardar nuestras mejores imágenes, es capaz de guardar los datos durante la acción: fuerza de la gravedad, velocidad, rotación, altitud y ofrecer una estadística final.

Parrot y el loro que echó a volar

El padre de los manos libres para coches y rey de la conexión bluetooth ha encontrado nuevos campos donde avanzar positivamente y se ha convertido ahora en el rey del aire, sus drones son de lo mejorcito del mercado con modelos como: Parrot Bebop 2, aerodinámico, resistente y con una cámara de 14 megapíxeles que también graba vídeo en HD a 30 imágenes por segundo. O la estación de control de vuelo Bebop Drone Skycontroller, que está destinada para uso profesional.

También Parrot explora otro sector de futuro muy actual, como es el Internet de las cosas, con su jardinero digital vía app, Parrot Flower Power.

 

 

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Es cierto que se puede ‘emitir’ wifi desde las bombillas?