retrofuturismo

Los 5 inventos de la ciencia ficción que ya usamos…

Cinco inventos de la ciencia ficción que han funcionado y cinco que no
Una escena de 'Iron Man 3'.
Por TLife.guruAutor

Las mentes de los creadores de filmes de ciencia ficción han producido increíbles inventos con los que todos hemos soñado que algún día pudieran existir. Incluso algunos que nos parecían imposibles han conseguido materializarse y otros que resultaban más factibles no han llegado a cuajar en la industria tecnológica. De entre todos estos inventos que ha predicho la ciencia ficción hemos seleccionado 5 que si se han hecho realidad y 5 que aún no, pero a los que les queda cierta esperanza.

 

LOS CINCO QUE SÍ :

1 | El casco de Iron Man

El increíble casco de Iron Man (2008), además de ser una pasada, nos mostraba en su primera entrega de 2008 la visión de realidad aumentada (RA) que hoy en día se ha convertido en una de las principales tendencias tecnológicas. Desde que Google sacó al mercado sus Google Glass no han parado de llegar prototipos basados en RA. Lo último es el sistema ideado por la empresa Digilens pensado para adaptarse a los cascos de los motoristas y mostrar desde la información del tráfico, la velocidad a la que vamos, datos GPS o el consumo de gasolina. Aunque lo mejor es su visión de 360 grados que permite prevenir cualquier accidente. Aún debemos esperar a 2017 para poder poner esto en el casco, pero le deseamos todo el éxito posible, porque una anterior iniciativa de la empresa rusa LiveMap no consiguió nunca la financiación en Indiegogo para su casco RA.

Digilens

2 | El cuerpo de Robocop

La ingeniería biónica y cibernética es otro de los avances que disfrutamos actualmente y que se vieron en películas como Robocop (1987). La sustitución de extremidades dañadas por otras artificiales robotizadas (los brazos de los Skywalker en Star Wars), el uso de exoesqueletos para aumentar las capacidades de fortaleza o velocidad del cuerpo humano (como en Elysium y Aliens)  o incluso la impresión 3D de órganos está en completo avance. El exoesqueleto de la empresa Lockheed Martin ya es una  realidad que permite realizar trabajos pesados con la mitad de esfuerzo. Por otra parte los implantes biónicos de Touch Bionics están consiguiendo prótesis con una movilidad espectacular.

3 | El Terminator de metal líquido

La segunda entrega de Terminator (Terminator 2: El juicio final, 1991), nos asombró con un nuevo robot de metal líquido capaz de adoptar cualquier forma, descomponerse en cientos de trozos y volverse a componer. Cualquiera podría pensar que aquí le voló la imaginación  a su director James Cameron, pero los científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, EEUU , han conseguido una aleación de metales líquidos (galio e indio) que se moldea impulsada por una corriente eléctrica de bajo voltaje. Es solo el principio de esta técnica, pero le auguran aplicaciones en multitud de campos, incluida la robótica.

4 | El control gestual de dispositivos

Esa magnífica película Minority Report (2002), que está cargada de tecnología futurista que podría ser posible, además del jet pack, los nanorobots y los automóviles autónomos, nos mostró también las pantallas que podían ser controladas a partir de gestos y tal y como predice la película esta tecnología ya está en la calle. Myo es uno de los dispositivos que encabezan esta corriente del control gestual. Se trata de un brazalete capaz de reconocer e interpretar la actividad eléctrica de los músculos de su portador e interpretarlas como acciones para controlar dispositivos de manera remota.

5 | Tecnología para la educación

Si recordáis la primera versión de la serie Galáctica, estrella de combate (1978-79) -aquellos cazas Vipers eran incluso más chulos que un X-Wing-, en ella aparecían alguna escenas de los niños colonos en clase y todos los pupitres estaban completamente informatizados y en lugar de libros y cuadernos tenían un terminal. Una escena similar se repite en un filme que da mucho juego a la crítica, Starship Troopers (1997), donde podemos ver un aula de aprendizaje en la que los alumnos (tipo Alfa + hormonados de Un mundo feliz) utilizan una especie de tablets. Ciertamente el sector educativo está actualmente en plena transformación y no son pocas las iniciativas de introducción de dispositivos conectados en el aula como herramienta de clase. Por ejemplo el uso del móvil en el aula es una de las mayores polémicas de los profesionales de la enseñanza.

LOS CINCO QUE NO :

1 | La mayor desilusión, el coche volador que nunca llega

Es la espinita clavada de los amantes del género, poder trasladarte por tu ciudad en coches voladores cómo en El quinto elemento (1997) o surcar la megametrópolis de Coruscant en la saga Star Wars. Los vehículos voladores de Blade Runner o el emblemático DeLorean de Regreso al Futuro, no parece que se vayan a convertir en realidad, pero más por cuestiones legales que técnicas, ya que aparecen constantemente nuevos proyectos como pioneros de esta tecnología pero las leyes son estrictas en su uso. El último de ellos, presentado en CES2016, el dron Ehang 184, que puede llevar una persona dentro y trasladarla de un punto a otro, dentro de un radio de 100 Km, que hayamos fijado previamente en la app de nuestro móvil. Pero ya había anteriores propuestas más cercanas al aeroplano como: el Transition de Terrafugia y el Aeromóvil 3.0 con mayor autonomía de vuelo.

2 | La videocabina y el triunfo de la intimidad

Resulta curioso ver a Roy Batty, un poderoso replicante Nexus 6, o al mismísimo Rick Deckard hablando por teléfono en una cabina en una película tan futurista como Blade Runner (1982), pero al menos diremos a su favor que se trata de una vídeo-cabina. El fiasco de la inclusión de este elemento es doble: primero porque en la actualizad ya no hay casi cabinas y segundo porque el impacto de la videollamada no ha tenido el éxito esperado y menos desde el auge de la mensajería instantánea. Quizás para hablar de negocios a distancia o con familiares de mucha confianza sí que se estén usando más habitualmente aplicaciones del tipo Skype, pero ya hace varias generaciones de móviles que incorporan la opción de videollamada y nunca se lo hemos visto usar a nadie. A todos nos gusta preservar la intimidad visual que proporciona  una conversación telefónica tradicional, desde estar en pijama a hacer muecas de pesadez cuando la conversación aburre.

3 | El traje hidratante de Dune

A pesar de su estética retrofuturista, Dune (1984), incorpora algunos inventos destacados que sería interesante verlos convertidos en realidad. Desde la armadura virtual hasta la pistola activada por ultrasonidos y pasando por el traje autohidratante que usa Paul Atreides para sobrevivir en el duro desierto del planeta Arrakis. A priori, no parece complicado materializar este invento, solo es un traje que recoge el sudor, lo procesa y lo convierte en agua potable. Pues bien, Hyeona Yang y Joshua Noble, dos diseñadores estadounidenses, consiguieron hacer un prototipo de un abrigo que recoge el agua de lluvia en sus bolsillos y la filtra por medio de carbono para su consumo. No es el traje de Dune, pero la idea es buena para lugares de la Tierra donde escasea el agua. Lo malo es que tan solo se quedó en proyecto.

4 | Nanobranquias a lo Bob Esponja

En el episodio I de Star Wars, la amenaza fantasma, nuestro querido maestro jedi, Obi-Wan Kenobi, utiliza una minúscula mascarilla de oxígeno para zambullirse en el agua, sin botella ni nada por el estilo. Pues bien, el diseñador coreano Jeabyun Yeon (parece también el nombre de un Jedi) ha ideado un respirador de oxígeno llamado Tritón y que puede extraer las moléculas de oxígeno del agua para poder respirar sin necesidad de botella. La pena es que el invento aún está prácticamente sobre el papel.

triton_02

5 | La rebelión de la inteligencia artificial

Aunque no sea un invento en sí mismo, bueno la inteligencia artificial (IA) sí que lo es, la ciencia ficción le ha dedicado cientos de horas de metraje al tema de la rebelión de los robots del futuro contra la humanidad, contradiciendo así la primera ley robótica de Isaac Asimov.

Precisamente en la película Yo, robot (2004), basada en la novela de Asimov, podemos ver cómo los robots se convierten en amenaza, algo que se repite a lo largo de la historia del cine: Hal 9000 de 2001: Una odisea del espacio (1968), la Reina Roja de Resident Evil (2002), el robot pistolero interpretado por Yul Brynner en Almas de metal (1973) y cómo no Skynet en la saga Terminator.

Los avances en robótica e IA son cada vez mayores, pero no parece que los robots tengan intención, al menos de momento, de someter o exterminar a la humanidad. Precisamente un grupo de investigadores de la Tufts Univesity están trabajando en que los robots respeten las leyes de la robótica de Asimov pero de manera lógica. Es decir que respetará al ser humano, pero también le desobedecerá si la orden perjudica la integridad del propio robot, tal y como vemos en este vídeo.

 

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Es cierto que se puede ‘emitir’ wifi desde las bombillas?