usuarios avanzados

Los siete riesgos de ser adicto a las redes sociales

Los siete peligros de ser adicto a las redes sociales
Dicen que lo de hacerse selfis ya es casi una epidemia...
Por TLife.guruAutor

Hay que ver lo que nos gusta practicar aquello del social media a todas horas, todo el rato conectados en las redes sociales, subiendo fotos, mirando muros, hablando por mensajería instantánea… Lo malo es que abusar de algo siempre es malo y es que, aunque parezca mentira, Internet tiene más peligro que “Espinete por detrás”, cómo decía aquel. Por tanto, es precioso estar alerta, así que vamos a identificar los riesgos más frecuentes y buscarles una cura.

 

Peligro 1: Los selfies matan más que los tiburones

La última víctima fue un turista japonés en el Taj Mahal y su compañero quedó malherido mientras practicaban el autorretrato con smartphone y es que según un estudio de Onte Neal y Mashable durante 2015 han muerto más personas en accidentes provocados por el acto del selfie que por ataques de tiburones, en concreto 12 contra 8. Lo que no deja claro es estudio es si el uso del palo selfie agrava a situación de peligro.

Selfies_Tiburones_Mashable

Y es que ponerse a hacerse fotos mientras corres delante de un toro en las fiestas de tu pueblo o cuando vas al parque de Yellowstone y piensas que ese osito tan mono de atrás es tan manso como Yogui o hacer como esa parejita brasileña tan viral a la que les encanta retratarse en riscos mientras cuelgan sobre el vacío, no es nada bueno para la salud y además seguramente la foto te va a salir movida.

El antídoto: No arriesgarse, no hay otra forma. Tendrás que contener tus ansias de fardar a todos tus amigos de Instagram mientras te juegas la vida de mala manera.

@JACOB_BEAN/INSTAGRAM

@JACOB_BEAN/INSTAGRAM

Peligro 2: El dolor de cuello y dedos

El frecuente uso de los dispositivos móviles provoca trastornos en nuestro cuerpo. Sobre todo en las partes que más exponemos al uso frecuente de estos aparatos. El cuello al estar siempre en la misma posición forzada se resiente, mientras que el uso sistemático de los dedos de la misma mano para teclear a la vez que sujetas en el móvil también pueden producir variopintos trastornos de tipo traumático y que se pueden complicar a la larga.

El antídoto: Practicar una buena tabla de ejercicios que prevengan las malas posturas y ayuden a desentumecer las zonas afectadas. Aquí te dejo el enlace de la nuestra.

Consejos_posturales_usuarios_movil

Peligro 2: Caer en el ostracismo

La ultra dependencia que estás adquiriendo de tu móvil te está convirtiendo en un ermitaño multipantalla. No hay forma de que levantes la cabeza del dispositivo de turno y compartas una buena conversación con tus amigos y familiares o que simplemente veas todo lo hermoso que hay a tu alrededor sin tener que usar la cámara del móvil. Esto puede derivar en problemas psicológicos como la nomofobia o miedo a no saber reaccionar sin el móvil; o incluso producir el llamado efecto phubbing, por el que los demás te rechazan y hacen el vacío si tu los ignoras por atender solamente a tu smartphone.

El antídoto: Simplemente levanta la cabeza y mira alrededor y redescubre toda la vida que, analógicamente, pasa a tu alrededor. Y para evitar que la dependencia se convierta en patología utiliza esta guía con Diecinueve modos de quitarse el vicio del móvil.

Peligro 4: El ciberacoso

El acoso a través de Internet, el bullying o el grooming son una de las peores lacras de la sociedad digital y que afecta directamente a la privacidad de las personas. Hay que recordar que la Red está llena de buenas personas, pero, cómo en cualquier parte. también está poblada de delincuentes, acosadores, pedófilos y otros monstruos campean a sus anchas a menos que les pongamos coto. En este vídeo se muestra, con cierto estupor si eres padre o madre, la facilidad con la que uno de estos maleantes puede llegar a ganarse la confianza de un menor.

El antídoto: Educación, formación e información y sobre todo sentido común.  Los más vulnerables son los niños y adolescentes por lo que hay que dedicar tiempo a educarles e informarles sobre lo que se pueden encontrar en la Red y sobre todo recordándoles que pueden contar siempre con su familia en caso de que tengan el más mínimo problema. Activar el control parental en los dispositivos que usan también es fundamental, así como mantener cierta vigilancia en sus acciones. En este sentido hay varias instituciones que pueden ayudarnos con cursos, juegos y guías. En este enlace puedes consultar unas cuantas.

Peligro 5: Móvil + volante = alcohol + volante

Si conducir bebido es una papeleta premiada para darse un buen trastazo con el coche, conducir mientras hablas es el mismo peligro y si te pones a escribir mensajes en WhatsApp ya no te cuento. No son pocos los accidentes que se producen a causa de dejar de prestar atención a la conducción para mirar la pantallita. De hecho incluso el uso de navegadores, ahora ya integrados en el móvil, puede variar nuestra forma de conducción y restarnos atención a la misma.

El antídoto: Lo mejor es contar con aplicaciones que te ayuden a relacionarte con tu smartphone sin necesidad de quitar los ojos y manos del volante. Para ello puedes usar apps como Drivemesafe (de la Fundación MAPFRE), que controla la entrada de llamadas y mensajes y nos ayuda a dar respuestas automáticas a ellos para que nada perturbe el manejo del volante; o Drivies (de Telefónica I+D) , que controla si te distraes por el uso del móvil . Poner voz al navegador y acostumbrarnos a seguir sus consejos sin mirar la pantalla también es una buena práctica que te evitará más de un susto en el trayecto.

App Drivemesafe de la Fundación Mapfre.

App Drivemesafe de la Fundación Mapfre.

Peligro 6: La mala reputación

Subestimar el alcance de tu comportamiento en las redes sociales no es nada acertado. Debes pensar que cada acción y comentario que realizas en ella es como si lo hicieras en medio de la plaza mayor de una ciudad, a lo que se suma el efecto amplificador que tiene Internet. No son pocos los casos que vemos de alguien famoso que ha hecho un comentario desafortunado en Twitter pensando que solo se lo contaba a sus amigos y que al final ha corrido como la pólvora en las redes sociales para perjuicio suyos y de sus allegados.

El antídoto: No ser un trol y ser consecuente con lo que dices, escribes o las imágenes que publicas. Párate a pensar dos veces cada frase que vas a poner y cada foto que subas. La excesiva velocidad a la que vivimos nuestro día a día digital tampoco ayuda y a veces es demasiado tarde para rectificar. Un buen truco es no decir a nadie lo que no te gustaría que te dijeran a ti, esto no falla.

Peligro 7: La seguridad

Es el peligro que más quebraderos de cabeza puede darnos y que incluso puede influir en nuestra economía si se trata de un caso de phising (robo de contraseñas bancarias) o de activación de servicios móviles premium sin nuestro consentimiento.

El antídoto:  Al igual que tienes protegido tu PC, tu tableta y móvil también son vulnerables a los ataques por virus, de hecho estos actos a dispositivos móviles se ha incrementado de manera alarmante en los últimos años.

Es importante tener actualizados no sólo los sistemas operativos, antivirus y firewalls, sino también todos los programas que sean utilizados en la red, como navegadores o pluggins e incluso vigilar que nadie tenga acceso no autorizado a nuestro wifi. Las contraseñas seguras son fundamentales y han de tener más de 8 caracteres tanto alfanuméricos como símbolos. Cuidado con las compras, solo en sitios de confianza y evita el spam.

Otra cosa importante es vigilar los permisos que das cuando te descargas apps en tu móvil, evita los que te demanden demasiada información personal.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Es posible imprimir venas y capilares para humanos?