periféricos

Mete dentro el móvil e imprime la foto

Dos impresoras de bolsillo para teléfonos móviles
Por fin, impresoras de bolsillo.
Por TLife.guruAutor

Ahora puedes imprimir tus fotos en un momentito, aunque estés en medio de la calle, en la playa, o, por qué no, escalando el Everest. Solo necesitas la mini impresora de bolsillo de la marca Polaroid, la Zip Instant Photoprinter que es justamente lo que su nombre indica: una impresora móvil e inalámbrica que puede conectarse a cualquier Smartphone o tableta a través de tecnología Bluetooth o NFC (Near Field Communication, una tecnología inalámbrica abierta) y que permite al usuario imprimir al instante sus imágenes, e incluso convertirlas en adhesivos, esos stickers que están tan de moda.

 Una imagen promocional de la Zip Instant de Polaroid.

Una imagen promocional de la Zip Instant de Polaroid.

Con un tamaño parecido al del teléfono, (7,36 x 11,93 x 2,28 centímetros) pesa menos de 200 gramos y uno de sus aspectos más interesantes es que no usa tinta, sino el sistema llamado ZINC Imaging, basado en un material compuesto por cristales incrustados tintados de cian, amarillo y magenta, que se activan cuando la impresora se pone en marcha y emite calor. Este artilugio puede imprimir dos imágenes en menos de un minuto, a un tamaño de 5 x 7,6 centímetros, a todo color y a prueba de manchas, y está disponible en Amazon por un precio de 130 euros, que incluye la descarga gratuita de la app Polaroid ZIP tanto para iOS como para Android.

Pero si en lugar de una mini impresora, te seduce más convertir tu smartphone en una cámara de fotos instantánea cuando más te convenga, puedes optar por la idea de la empresa francesa PRYNT (arriba, en la foto grande) que, tras una exitosa campaña de financiación vía Kickstarter, ya está en disposición de organizar los primeros pedidos de su invento: una carcasa que convierte tu teléfono en una cámara capaz de imprimir fotos de forma instantánea. Como lo oyes: la Prynt Case es una funda en la que encajas el móvil, disparas tu foto y la imprimes inmediatamente. Sin necesidad de WiFi ni Bluetooth.

Viene con una carga de 10 hojas de papel fotográfico con la tinta incorporada (¿nos olvidaremos pronto de los cartuchos para siempre?) que podrás ir repostando según lo necesites, comprando nuevos paquetes a través de la app de Prynt a unos 4,5 euros cada uno. Por el momento, la Prynt Case, que sale a un precio de 116 euros, está disponible para los teléfonos iPhone 5/5S/5C/& y el Samsung Galaxy S4/S5 en cuatro colores distintos: blanco, negro, azul y rosa.

Los jóvenes precursores de la Prynt Case, Clément Perrot y David Zhang, a los que se les ocurrió la idea de esta carcasa-impresora tras pasar una tarde con amigos mostrándose fotos Polaroid, han constituido ya un equipo de siete personas que cuenta hoy con dos sedes, una en San Francisco y otra en París. En noviembre se harán las primeras entregas de las Prynt. Por el momento, podéis reservar la vuestra en su web y chafardear en Facebook los entresijos de esta propuesta.

1 COMENTARIO




TRIVIA
  • 1¿Cuánto puede costar hacerse unas gafas caseras de realidad virtual?