MEDICINA

Como en ‘Minority Report’, pero en el quirófano

Controlar el quirófano con la voz y los gestos
TedCube permite a los cirujanos manejar sus equipos mediante gestos o voz. ©TedCas
Por TLife.guruAutor

Ver a un cirujano en un quirófano controlando la pantalla de su ordenador mediante gestos es como ver a Tom Cruise usando su futurista interfaz en Minority Report: de película.

Sin embargo, de futurista ya no tiene nada. Gracias a TedCube, una tecnología diseñada inicialmente para jugar se ha convertido en una herramienta para cirujanos, con la que pueden usar sus equipos sin necesidad de tocarlos.

El sistema lo ha desarrollado TedCas, una empresa española que acaba de recibir el premio IV Generación de Deloitte, Cotec y la Real Academia de Ingeniería por sus aportaciones innovadoras al mundo de la medicina con su sistema TedCube de alta tecnología para quirófanos.

Qué es y para qué sirve

TedCube permite controlar cualquier equipo mediante gestos y voz, y sin necesidad de instalar ningún programa: tan solo conectándolo a un puerto USB. El sistema es compatible tanto con Kinect (el controlador de juegos mediante gestos desarrollado por Microsoft) como con Leap Motion, Myo, con las gafas Google Glass o con cualquier otro nuevo sistema de control gestual, ya que TedCube se actualiza automáticamente a través de internet.

Disponer de un sistema de control sin contacto (sin usar ratones o teclados) como este en un espacio médico aporta una ventaja relevante, ya que preserva la esterilidad del entorno y además permite un control más intuitivo de la tecnología. “Esta importancia se redobla en entornos en los que la esterilidad es algo crítico, como las salas blancas, los quirófanos, salas de cuidados intensivos…”, comenta Jesús Pérez Llano, fundador de TedCas.

Pérez Llano explica que también es importante que sea un sistema plug and play (es decir, que no necesite instalar software en el equipo en el que se va a usar), ya que en estos entornos críticos suele haber dificultades para instalar programas externos. “Tienes que pasar complejas certificaciones y obtener el permiso de los fabricantes de los equipos, y además el equipo en sí puede no cumplir con los requerimientos técnicos necesarios para el software que quieres instalar”, señala.

“El sistema está pensado para facilitar el trabajo a los profesionales y darles más ergonomía“, comenta Pérez Llano. En centros como el Complejo Hospitalario de Navarra, el Hospital de Verona, la Clínica Médica Hermitage de Dublín o la Clínica La Dehesa de Chile ya lo usan.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Qué diferencia hay entre un pixel o un ultrapixel?