Energía

El avión solar sin combustible ya está en España

El avión solar que vuela sin combustible ya está en España
El avión Solar Impulse II ha viajado desde Nueva York hasta Sevilla solo con energía solar. ©Solar Impulse
Por TLife.guruAutor

Recorrer el mundo impulsado únicamente por la energía del sol –sin ningún tipo de combustible– es la proeza que se propone el avión Solar Impulse II. En 2015 comenzó su viaje batiendo récords: logró el vuelo únicamente solar más largo de la historia de la aviación, con un recorrido desde Japón a Hawai. El éxito se ha repetido esta mañana al superar una de sus etapas más difíciles: cruzar el océano Atlántico, entre Nueva York y Sevilla.

35.000 km en total esperan recorrer los creadores y pilotos de este avión solar que partió de Abu Dabi y ha pasado por la India, Myanmar, China, Japón, Estados Unidos y Europa, donde aterrizó hace unas horas. Concretamente, en la ciudad española de Sevilla, tres días después de despegar del neoyorkino aeropuerto JFK [como se puede comprobar en el siguiente vídeo].

El objetivo del Solar Impulse II es promover el uso de energías renovables y la eficiencia energética para una mejor calidad de vida. Con este reto busca superar los desafíos técnicos, humanos y operativos que hasta ahora habían dificultado los vuelos sin combustible. Por ejemplo, sobrevolar el océano Pacífico durante cinco días y noches consecutivas, y convertirse en el primer avión solar en llevar a cabo una travesía oceánica.

Para lograrlo han sido necesarios 80 ingenieros y técnicos, y mucha innovación. Más de 17.000 células fotovoltaicas forman los paneles de este avión con la embergadura de un Boeing 747 Jumbo Jet. Recogen hasta 340 kilovatios por hora. Esta energía sirve para volar durante el día, y el resto se almacena en sus baterías para impulsar al Solar Impulse II en horas de escasa o nula luz, por la tarde y por la noche.

Su potencia media durante 24 horas es de 15 caballos (CV) y la máxima de 70 CV gracias a sus cuatro motores de 17,5 CV cada uno. Estos están montados por debajo de las alas [como se aprecia en el recorrido 3D más abajo], y equipados con un engranaje que eleva su eficiencia energética al 94%.

La velocidad del Solar Impulse II es la misma que la de un un coche: entre los 36 y los 140 kilómetros por hora. Al nivel del mar, el intervalo se encuentra entre los 45 km por hora de mínima y los 90 km por hora de máxima. Y cuando vuela a la máxima altitud, esta oscila entre los 57 y los 140 km por hora.

Otra característica que sorprende del Solar Impulse II es su ligereza, tres veces inferior a la del papel (25 gramos por metro cuadrado). El fuselaje está hecho de materiales compuestos por fibra de carbono, la superficie superior del ala está cubierta por una piel de células solares encapsuladas, y la superficie inferior por una piel flexible de alta resistencia.

Para lograr que el avión fuera resistente al viento, al agua, al moho y a grandes variaciones de temperatura, los químicos e ingenieros inventaron materiales aislantes: una aislamiento de espuma alveolar para la protección de la cabina, de los motores y de las baterías; planchas de un derivado del plástico para las ventanas, y una especie de resina para proteger las células fotovoltaicas.

¿Será esto suficiente para completar la hazaña de dar la vuelta al mundo? Pronto lo sabremos, ya que apenas le quedan dos vuelos. De momento, su próximo destino se ubica en algún punto del Mediterráneo.

TLIFE.guru

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TAGS: , , ,

TRIVIA
  • 1¿Qué fabricante de consolas perdió a su presidente en julio de 2015?