Música

Tres modos de no tirar tus viejos bafles

Dispositivos para reutilizar altavoces antiguos
Tweenty es un dispositivo que te permite disfrutar de la música donde quieras © Griffing
Por TLife.guruAutor

Suele ser una cantinela que se repite entre los exquisitos de la melodía: “Los equipos de ahora no suenan como los de antes”. El grano, la amplitud de onda o simplemente la nostalgia hace que muchas personas quieran seguir escuchando su música preferida en equipos de alta fidelidad que no son compatibles con la era digital. Para toda esa legión de melómanos existen varias soluciones que permiten escuchar música desde la nube en los altavoces que estrenamos cuando éramos adolescentes. Porque, ¿sabes que solo en Reino Unido se tiran a la basura unos 10.000 bafles al año por falta de uso?

Gramophone es un dispositivo que distribuye, mediante wifi, la música que sale de tu viejo equipo de música–online o en formatos tradicionales– a cualquier otro bafle de la casa. Sólo hay que configurar el aparato, conectarlo a nuestros altavoces y disfrutar de los nuevos grupos con el sonido de lo antiguo. Entre otras virtudes Gramophone funciona también con servicios de música online como Spotify, Napster o Rhapsody, lo que lo convierte en una fuente inagotable de inspiración. Además puede escucharse en diferentes bafles de las distintas habitaciones de la casa –para que suenen todos a la vez, o por turnos– y actúa como un amplificador de la señal de wifi. Su precio es de 59 euros, gastos de envío incluidos.

Otra solución para poder disfrutar de la música allá donde queramos es Twenty, un dispositivo wireless que actúa en un radio de 30 metros vía bluetooh y que puede dotar de hasta 20 watios por canal, según sus creadores. Basta con conectarlos mediante las clavijas clásicas de tus altavoces. Con un diseño parecido a una joya modernista este aparato, creado por el prestigioso grupo de electrónica Griffing, es fácil de encender y funciona con cualquier móvil por sólo 150 euros.

Por último The Vamp es una iniciativa británica que funciona enganchando un pequeño hexágono rojo a cualquier altavoz, y transformando de esta manera el mueble en un punto inalámbrico de conexión que recibe la señal de un gemelo que es quien realmente distribuye la señal. Además de contar un diseño muy funcional The Vamp funciona con cualquier dispositivo móvil, tiene hasta 10 horas de batería y se puede recargar fácilmente. Para poder realizar este proyecto los creadores de The Vamp tuvieron que recurrir hace dos años a una campaña de crowfunding; hoy aseguran haber salvado más de 1.000 altavoces del olvido o la basura. ¿Su precio? 70 euros.

 

1 COMENTARIO




TRIVIA
  • 1¿Qué formato de imagen pesa menos?