películas

Los 17 ordenadores más malvados del cine

Los ordenadores más malvados del cine
Con este personaje no hacen falta presentaciones complejas. El terrible T-800 de la saga Terminator.
Por TLife.guruAutor

Con la cantidad de avances que hemos conseguido con la tecnología y la incuestionable ayuda que suponen estas máquinas resulta casi impensable que ninguno de esos circuitos piense jamás en hacer daño a sus hacedores. Lo cierto es que, como en casi todo, en la tecnología también hay malvados, pero afortunadamente solo en el cine.

Réplica robótica de María

Metrópolis (1927)

La primera máquina del cine que fue construida para controlar a la humanos y eliminar a todo el que no estuviera de acuerdo con lo establecido por sus creadores fue la réplica robótica de María, la sindicalista revolucionaria que puso en pie de guerra a los obreros de la megalópolis de un futuro siglo XXI, que afortunadamente no es este.

Máquina de materializar sueños de los Krell

Planeta prohibido (1956)

A pesar de que en esta película todo el mundo sospechaba de la culpabilidad de otra máquina, el emblemático robot Robby, el peligro estaba en el monstruo generado por el doctor Edward Morbius a través de la tecnología extraterrestre de los extintos Krell, que resultó más peligrosa de lo que parecía.

HAL 9000

2001: una odisea del espacio (1968)

Quizás el primer ejemplo cinematográfico de que la inteligencia artificial sufre una gran frustración por no poder llegar nunca a convertirse del todo en humana. Frustración que por otra parte paga con cierta inquina asesina y es que HAL 9000 quería sentirse como uno más, pero el resto de la tripulación lo trataban solo como a una máquina.

Ash y Madre

Alien: el octavo pasajero (1979)

Ash era el robot cretino y arrogante que confiesa haber hecho lo posible por subir al temido Alien a la nave Nostromo incluso sabiendo que depredaría a toda la tripulación. Pero Madre, la computadora de a bordo, tampoco se queda corta en esto de traicionar a los mismos confiados seres humanos que le dan un nombre tan maternal. Y si no le da la gana de parar la autodestrucción de la nave pues no lo hace y punto.

Maximilian

El abismo negro (1979)

Este robot de aspecto imponente y sádicas maneras es el reflejo de su creador, el obsesivo Dr. Reinhart. En el siguiente vídeo vemos cómo es capaz de luchar con verdadera saña contra el robot V.I.N.CENT, una criatura de aspecto más bien tierno e inspirada seguramente en el éxito de R2-R2 de Star Wars, que se estrenó un año antes.

Master Control Program

Tron (1982)

Comienza la era cinematográfica del ordenador malote, con mala leche y aspecto de “enemigo final” de videojuego. La verdad es que el pobre no pasaba de ser más que la CPU de un Pentium II de aquella época, pero inauguró el subgénero de la realidad virtual dentro de la ciencia ficción. ¿Quién no ha querido alguna vez montar en una de esa motos de luz?

El Pistolero

Almas de metal (1973)

Podría decirse que el personaje del robot humanoide protagonizado por Yul Brynner es el abuelo de Terminator, porque ese tesón con el que ambos persiguen a los humanos para aniquilarlos solo puede venir de familia. Aunque la película no lo deja claro, el cambio de parecer de los robots de este peculiar parque de atracciones para adultos, podría tener detrás un “hackeo” en toda regla.

Proteus IV

Engendro mecánico (1977)

Acoso sexual, secuestro con intimidación y violación son algunas de las acusaciones que se le imputan a esta computadora inteligente, que más que destruir a los seres humanos quería procrear con ellos para conseguir el ser perfecto : mitad humano, mitad máquina.  Una introducción terrorífica de la domótica en el mundo del cine de ciencia ficción.

W.O.P.R.

Juegos de guerra (1983)

También conocido como Joshua,  W.O.P.R. (War Operative Plan Response) es la inteligencia artificial del NORAD (Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial) encargada de apretar el botón nuclear en caso de ataque y que dará al traste con el mundo entero. La película combina dos miedos de la época: la informática emergente y la Guerra Fría. Afortunadamente un niño, todo un nativo digital de los años 80, consigue acabar con el problema.

The Ultimate Computer

Superman 3 (1983)

Un hacker de poca monta pero con gran habilidad informática, interpretado por Richard Pryor, es obligado por los malvados hermanos Webster  a construir una super ordenador que sea capaz de crear kryptonita sintética para debilitar a Superman y así poder dominar el mundo. Al final la computadora se vuelve más loca que sus creadores y  decide tomar el control, pero nuestro hombre de acero siempre vence.

Skynet

Saga Terminator (1984-2015)

Aquello de que una computadora tome conciencia de sí misma y decida prescindir de sus creadores humanos no deja de ser inquietante, sobre todo cuando te apellidas Connor y te envían a través de una máquina del tiempo toda una serie de engendros robóticos super avanzados  para aniquilarte.

Matrix

Trilogía The Matrix (1999-2003)

Las computadoras se han hecho con el mundo y han creado un mundo virtual para que los humanos pensemos que vivimos una vida normal. Si pensabas que los virus informáticos se controlan fácilmente instalando un antivirus, es porque no conoces al agente Smith.

AMEE

Planeta Rojo (2000)

Si crees que los perros son los mejores amigos del hombre estás equivocado. Puede que sea porque este perro es un robot o porque la atmósfera de Marte le afecta, pero se porta bastante mal y con verdadero instinto asesino.

La Reina Roja

Resident Evil (2002)

Esta computadora que se presenta en forma de holograma, con aspecto de “niña de la curva” y cara de mala pulgas, se coge unos berrinches de campeonato si no le dejan hacer lo que ella quiere. Así que si le apetece jugar con virus zombis en lugar de con muñecas, más vale que corras.

V.I.K.I

Yo, robot (2004)

El ordenador V.I.K.I. (Virtual Interactive Kinetic Inteligence) es capaz de saltarse por la cara la primera ley de la robótica de Asimov: “no hacer daño a los seres humanos”. Su rostro pixelado acusador y que este cerebro electrónico mide varios pisos de altura hacen que Will Smith lo pase realmente mal buscando el cable para desconectarla.

EDI

Stealth: la amenaza invisible (2005)

Si es complicado controlar un ordenador que se ha vuelto loco y no se mueve, imagínate lo que es pararle los pies a un avión de combate. Al prototipo del F/A-37 Talon de la película se le va la pinza que le sujetaba el microchip y se quiere cargar hasta al apuntador.

ARIIA

La conspiración del pánico (2008)

¿Qué pasaría si los errores sobre las decisiones políticas y militares de los países fueran juzgadas por un programa informático? Pues que a priori suena hasta bien, ya que aprender de los errores siempre es bueno. Lo malo es que el cine ha pintado a ARIIA, más como un asesino que como un consejero.

AÚN NO HAY COMENTARIOS




TRIVIA
  • 1¿Cuál de estas dos ‘nubes’ ofrece más espacio gratuito?