ideas nuevas

Olvida el resto de las aplicaciones y hazlo todo con WhatsApp

Usar WhatsApp para sustituir todas las aplicaciones
Gente haciendo cola
Por TLife.guruAutor

La filosofía que comienza a imperar en los servicios que hacen furor al otro lado del charco es sencilla: lo que más fácil nos resulta es enviar mensajes deGuru Tlife texto, y de hecho, el uso de las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Line o WeChat se come, de lejos, la mayoría del tiempo que empleamos con el móvil. Así que, ¿por qué no pedimos todos los servicios que necesitamos a través de ellas, en vez de usar decenas de farragosas apps? Mandar mensajes lo hace cualquiera –el 70% de los smartphones españoles lleva WhatsApp instalado– y no hay que aprender a navegar por 40 opciones ni darse de alta más que una vez.

Con esa idea –y casi como fruto de una broma– nació a principios de 2015 Magic, que no es una aplicación sino un servicio web de conserjería: te dan un número de móvil al que escribir, les encargas el recado que sea y ellos lo solucionan. Así de sencillo: desde hacer el chek in de tu próximo vuelo hasta traerte una pizza a casa, pasando por comprar unos pantalones de corte chino de la talla 44.

Captura de un chat real de un cliente con un asistente de Magic.

Captura de un chat real de un cliente con un asistente de Magic.

Este chico de los recados, que aún funciona solamente en EE UU, solamente te pide la primera vez el número de tarjeta de crédito y tu dirección, y te inscribe en Stripe, un sistema de pago por el móvil. A partir de entonces un asistente personal (y humano), al otro lado del chat, te pregunta detalles (color, opciones, sabores, horarios…) y cuando lo tiene todo a punto te da un precio final que ya incluye la comisión y la propina (obligatoria en ese país). Si aceptas, el trabajo está hecho. El proceso de pedir es gratis, así que si no llegas a una solución, no pagas.

Es decir, usando solamente la mensajería instantánea, te evitas usar una app para pedir comida, otra de compra de ropa, quizá una de compra de billetes… Visto el rapidísimo éxito de Magic, la prensa norteamericana le ha puesto todo tipo de trampas y no ha logrado demostrar más que retrasos en las entregas… y no por culpa del servicio sino por el del proveedor final. Han logrado servir hasta un taxi helicóptero a satisfacción del usuario.

El mensaje de texto como interfaz

Éste no es solamente un caso de éxito aislado, sino parte de una tendencia que algunos gurús de las nuevas tecnologías vienen apuntando: la gran interfaz de usuario (aquello que nos ayuda a entendernos con las máquinas y sus utilidades) es el mensaje de texto, sin más.

Se acabó hacer cola para recados sencillos.

Se acabó hacer cola para recados sencillos.

Servicios como WeChat, en China, ya tienen decenas cuentas de mensajería instantánea para compañías, instituciones y personalidades como políticos o famosos. A través de estos chats directos y atendidos por personas de carne y hueso, los usuarios pueden encargar comida, bebida, autógrafos, merchandising, hacer donaciones a UNICEF… lo que sea que vendan las marcas con las que se chatee.

La misma filosofía de facilidad y rapidez de interacción es la que ha llevado al éxito a Digit, una aplicación que ayuda a ir guardando ahorros, y que se comunica con sus usuarios a través de SMS cuando hay alguna incidencia o decisión importante que resolver.

En España, las primeras en cazar al vuelo la tendencia son las radios, que se benefician ya de la cercanía de la mensajería instantánea. Programas como A Vivir Que Son Dos Días (Cadena Ser) u 80 Y La Madre (M80) han cosechado grandes éxitos de participación del oyente a través de sus cuentas de WhatsApp. El público encuentra más cercanía y más intimidad que a través de redes sociales como Facebook o Twitter. Y les permite enviar audios que graban o que sustituyen al viejo contestador automático.

4 COMENTARIOS