Novedades

¿Se pueden firmar contratos por email? Pues sí

Cómo firmar contratos por email con la tecnología de Bitcoin
Dos jóvenes empresarios revisan un contrato.
Por TLife.guruAutor

Stampery, la primera herramienta digital que usa blockchain –la tecnología detrás Bitcoin– para hacer la competencia a los notarios, acaba de lanzar su nuevo servicio. Se trata de una aplicación para Gmail que permite certificar legalmente cualquier envío realizado a través de un mensaje de correo electrónico.

Basta con escribir los términos y condiciones en el cuerpo de texto, que se validan cuando el destinatario hace clic en el botón “Acuerdo”.

Stampery for Gmail (así es como se llama) es gratuita y sirve también para otros usos, como por ejemplo saber si nuestro mensaje ha sido leído. El creador de esta herramienta y cofundador de Stampery, Luis Iván Cuende, destaca que lo innovador es cómo esta conecta el e-mail y blockchain.

¿Qué aporta de nuevo a las funciones que ya ofrecía Stampery? “Nuestro servicio servía para certificar los correos salientes, mientras que con Stampery for Gmail certificamos la recepción y la lectura del mensaje, sin entrar en contacto ni siquiera con el contenido”, explica Cuende. “Así garantizamos su validez legal sin necesidad de terceros de confianza, y en la privacidad más absoluta”, añade.

Pero lo más interesante de esta aplicación es su función de firma de acuerdos y contratos dentro del propio cuerpo del mensaje. Su creador la califica de “revolucionaria”. “Jamás hasta ahora había sido tan sencillo cerrar acuerdos evitando todo el papeleo, ya sea físico o digital“. “Quizá no sea suficiente para muchos contratos complejos, pero en el mundo de los negocios la mayoría de contratos son repetitivos y sencillos, y aún así consumen tiempo y dinero”, detalla Cuende. Como ejemplos de estos últimos cita los acuerdos de confidencialidad o los pedidos de ventas.

¿Cómo funciona?

Captura de pantalla 2016-03-24 a las 0.20.35Cuende explica que hay que buscar la aplicación en la Chrome Store y hacer clic en Instalar. Desde ese momento, cada vez que se crea un e-mail aparecen dos símbolos en la parte baja: uno es una doble marca de comprobación (√√) y el otro un apretón de manos.

El primero está activado por defecto para hacer un seguimiento de todos los mensajes enviados y comprobar si han sido leídos, y puede desactivarse manualmente. El segundo activa la firma de acuerdos al hacer clic sobre él. Cuando el receptor -use o no Gmail– abra el mensaje, verá un cuadro de diálogo que le pedirá aceptar el acuerdo. Si lo hace, se generará una firma electrónica que se certifica en blockchain junto con el e-mail y sus anexos. “Esto lo convierte en un contrato válido y firmado en cualquier parte del mundo, salvo para casos en los que la ley requiere de un notario”, indica Cuende.

El creador de Stampery for Gmail asegura que su equipo ha verificado la validez legal de este procedimiento de acuerdo a las leyes europeas y estadounidenses de evidencia digital. “No hay duda: es una prueba inmutable, verificable y a coste cero“, asegura.

La opción de ‘DocuSign’

Por otra aparte, hay algunas herramientas con utilidades complementarias a Stampery for Gmail, con su misma meta: ahorrarnos tiempo. La herramienta DocuSign –financiada por BBVA Ventures– es una de ellas. Sirve para firmar documentos y facilitar que otras personas los firmen de forma sencilla y rápida. Esto, aparte de ganar tiempo, elimina la necesidad de imprimir o enviar por fax o por correo postal los documentos y formularios que tengan que firmarse. “Hace muy bien un trabajo necesario, que es salvar árboles y agilizar lo relacionado con imprimir y trabajar con copias físicas”, señala Cuende.

La herramienta tiene varios usos:

  • Enviar contratos, facturas y pedidos de trabajo para que se firmen.
  • Firmar formularios del colegio y notas de permiso.
  • Firmar y rellenar formularios de seguros (de salud, de alquiler, de hogar, de coche, personales…).
  • Revisar y aprobar presupuestos para proyectos, órdenes de pedido y órdenes de cambio.
  • Firmar contratos de arrendamiento y de alquiler.
  • Gestionar la propia identidad digital, con firma y tarjeta de identificación personalizada.
AÚN NO HAY COMENTARIOS