Seguridad

Unidos contra el cibercrimen

Intercambiar datos para combatir el cibercrimen
©Cordon Press
Por TLife.guruAutor

El fraude online se multiplica. No es ninguna novedad. El cibercrimen y los delitos informáticos proliferan a una velocidad tal que no hay margen para desarrollar formas de combatirlo.

A pesar del empeño de empresas y especialistas en seguridad por crear nuevas soluciones que acaben con esta plaga digital siguen apareciendo nuevas formas delictivas en la red.

La compartición de datos entre empresas y administraciones públicas es una de esas alternativas, y se perfila como candidata a marcar la diferencia. Para beneficiarse de ella, los organismos públicos y privados tendrán que superar barreras internas, relativas en muchos casos a su propia cultura corporativa.

Algunos empiezan a hacerlo, como ejemplifica el programa X-Force Exchange Threat Intelligence de IBM. En el plazo de un mes desde su lanzamiento, 1.000 compañías de 16 sectores se han unido a este programa para poner en común datos que las ayuden a defenderse de ciberataques. Su plataforma presume de “uno de los más amplios y completos catálogos de vulnerabilidades del mundo”.

El sistema proporciona información sobre amenazas a partir de:

  • La supervisión de más de 15.000 millones de eventos de seguridad cada día;
  • en más de 25.000 millones de páginas web e imágenes;
  • con información sobre más de ocho millones de ataques de correo no deseado (spam) y suplantación de identidad (phishing);
  • una red de 270 millones de puntos de acceso;
  • y datos acerca de la reputación de casi un millón de direcciones relacionadas con dispositivos maliciosos.

Dentro de la plataforma, las empresas y usuarios pueden también interactuar entre sí y validar información de expertos de la industria, analistas e investigadores, y realizar consultas. Entre las empresas adheridas están bancos como BBVA Bancomer, Bank of America o servicios de pagos online como Paypal. También grandes cadenas comerciales o medios de comunicación, entre otras compañías.

AÚN NO HAY COMENTARIOS